Instituto Gal Einai de Israel presenta

La Dimensión Interior

Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo

Página
Principal
Conceptos Básicos de Cabalá Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas
Mensaje del Rabino Ginsburgh
Sivan y Las Tres Almas Justas de Shavuot

 

Viviendo con el Tiempo

_______________

El Mes de sivan y Sefer Ietzirá

LA CUENTA DEL OMER

LA ENTREGA DE LA TORA

DOS ASPECTOS DE LA TORÁ: BONDAD Y RIGOR

Shavuot

Tres Adjetivos

Tres Almas

El Secreto de la Unión

Un Camino Honesto

 

Cabalá y Vida Moderna- Viviendo con el Tiempo

El Mes de Sivan

Las Tres Almas Justas de Shavuot

Extraído del libro del Rabino Ginsburgh "Even Israel"

 

¿Podemos Llegar Hasta el Portal Cincuenta del Entendimiento?

 

En la Torá, la festividad de Shavuot está asociada ante todo con el hecho de ser el día cincuenta, el último de la cuenta del omer. Esta conexión esencial existe a pesar de que esta festividad conmemora un hecho sumamente trascendental como lo es la entrega de la Torá al Pueblo Judío en el monte Sinaí.

La Torá nos ordena contar cincuenta días, pero en realidad contamos cuarenta y nueve. Jasidut explica que Dios Mismo cuenta el día cincuenta para mérito nuestro.

¿Qué hay en este día del omer que nos impide contar por nosotros mismos?

 

Los Cincuenta Portales del Entendimiento

Los días de la cuenta del omer corresponden a los Cincuenta Portales de Entendimiento. Los primeros cuarenta y nueve son de rectificación espiritual y elevación. Cada día corresponde a un aspecto diferente de las emociones del corazón, las que pugnamos por rectificar como preparación llegar al momento culminante de la cuenta: el Portal Cincuenta.

Sin embargo, este no puede ser alcanzado simplemente por el mérito del servicio Divino realizado por la persona, sólo puede ser revelado por Dios, de la misma manera que sucedió cuando la entrega de la Torá en el monte Sinaí.

A través del esfuerzo en perfeccionar los cuarenta y nueve atributos del corazón durante los días correspondientes, podemos obtener el mérito de alcanzar los primeros cuarenta y nueve portales humanamente accesibles y gracias a ese logro, Dios cuenta entonces para nosotros el día restante y nos revela el Portal Cincuenta.

En Shavuot se revela la luz de la entrega de la Torá. En este día podemos volver a vivir la revelación de este último portal e integrar esta manifestación a nuestro servicio Divino para el próximo año.

 

Moisés, el rey David y el Baal Shem Tov

El Rebe de Lubavitch enseñó que hay tres almas de tzadikim, "justos", que están relacionados directamente con de Shavuot.

La festividad de la entrega de la Torá esta obviamente relacionada con Moisés, que trajo la Torá al Pueblo de Israel, pero el día que se festeja es también la fecha del aniversario del fallecimiento del rey David y del Baal Shem Tov (quien fue la reencarnación del rey David).

El núcleo de la dimensión interior del corazón se manifiesta en las almas de los tzadikim. Este es el punto del Portal Cincuenta, que es inalcanzable a través de nuestro servicio Divino de simples humanos. Pero cuando contemplamos a los tzadikim, especialmente a los tres de Shavuot, nos identificamos y conectamos con ellos, podemos iluminar y revelar la dimensión interior de sus corazones y así intentar revelar y manifestar un pequeño resplandor del Portal Cincuenta en nuestras almas.

 

Los Tres Niveles de la Dimensión Interior del Corazón

Aprendemos en cabalá y jasidut que la relación entre las dimensiones interior y exterior de la realidad es la misma que hay entre los tres atributos intelectuales y los siete emocionales del alma.

Durante los primeros cuarenta y nueve días de la cuenta del omer, nos esforzamos por perfeccionar la dimensión externa de nuestras almas trabajando sobre la rectificación de los siete atributos emocionales del corazón. Cuando el día cincuenta llega Shavuot tenemos la oportunidad de refinar la dimensión interior de la realidad y de nuestras almas y aunque no podemos llevar a cabo la tarea por nosotros mismos, cuando nos conectamos a los tres tzadikim de Shavuot revelamos en cada uno de ellos uno de los tres atributos intelectuales de la dimensión interior del alma, entendimiento, sabiduría y conocimiento.


El Rey David – El Entendimiento del Corazón

Dicen nuestros sabios que en realidad David no debería haber sido vulnerable al incidente con Batsheva (y hasta afirmaron que "Quien diga que David pecó comete un error"). Ellos explicaron que Dios creó las circunstancias que condujeron a este incidente de tal manera que David, a través de su propio ejemplo, pudiera demostrar la teshuvá, el arrepentimiento que lo acercara nuevamente a Él. Por su parte, David no presentó excusas o negó su pecado, muy por el contrario, aceptó el reproche del profeta Natán de todo corazón y regresó a Dios desde lo profundo de su corazón.

Al hacer esto, David le mostró a todos los judíos que existirán hasta la llegada del Mashíaj, que no importa dónde se encuentre y cuán severamente hayan trasgredido, tienen la fuerza de encontrar a Dios y retornar a Él.

En los versos de los Salmos, el Rey David expresó conmovedoramente las ansias del corazón que desea liberarse de su desesperanza y su angustia y regresar a hacia Dios.

El poder eterno e imponente de la teshuvá -el entendimiento del corazón que sin importar dónde está un judío espiritualmente, permanece unido a Dios y siempre puede retornar a su Creador- es uno de los esenciales de la dimensión interior del corazón de cada judío. El origen de este poder está en el Portal Cincuenta.

 

Moisés – La Sabiduría del Corazón

Moisés corresponde al atributo de la sabiduría en la dimensión interior del corazón. Su atributo, la totalidad de los 32 Senderos de la Sabiduría, se une e inviste en el Portal Cincuenta del Entendimiento.

Moisés le suplicó a Dios que le muestre Su gloria, o en otras palabras, poder ver el Portal Cincuenta, pero su deseo no fue cumplido y sólo Le reveló Su aspecto posterior, o que podríamos traducir como la conducta de Dios frente a la realidad. Explica el Zohar que aunque Moisés no vio el Rostro de Dios con sus ojos, sí vio todo con el ojo del intelecto de su corazón incluyendo el Rostro de Dios.

El poder de ver Divinidad está asociado específicamente con el atributo de sabiduría, mientras que los demás atributos se refieren a la conducta de Dios frente a la realidad material, Su aspecto posterior. Jasidut explica que con todo, el Rostro de Dios es revelado sólo por medio del bitul, la "auto anulación", la dimensión interior del atributo de sabiduría y la cualidad que más caracterizó a Moisés.

Al conectarnos con el primer redentor y su devoto servicio de contemplación de Dios, podemos llegar a merecer el poder de ver Divinidad, la capacidad de encontrar realmente a Dios y verlo con el ojo de la mente de la dimensión interior de nuestros corazones.

Más todavía, al conectarnos con Moisés también llegamos a captar la razón por la cual deseó ver a Dios: "encontrar gracia" en Sus ojos para poder así amarlo más y cumplir Su voluntad en el mundo.

El deseo íntimo del judío de ver a su Creador está lleno de auto anulación hacia Él; desea minimizar su honor y maximizar el honor de los Cielos y no, Dios lo prohíba, llegar a un sentimiento de auto gratificación y honor personal por tener el privilegio de ver a Dios.

La completa humildad y auto anulación, cualidades compendiadas por Moisés, el más humilde de los hombres, son los únicos instrumentos que permiten ver la dimensión interior de la Divinidad en el corazón.

 

El Baal Shem Tov – el Conocimiento del Corazón

Se podría decir que el Baal Shem Tov vino a este mundo para despertar a Israel de su coma existencial.

Explicó que la forma de revivir a una persona que se ha desvanecido es susurrarle su nombre al oído, al escuchar su nombre y se despierta, porque es tocado el punto más íntimo de su ser siempre despierto, el de su auténtica identidad,.

"Yo", dijo el Baal Shem Tov, "soy el susurro de Dios en el oído de Israel. Mi nombre, Israel, es el de toda la Nación".

Con su bondad, sabiduría y humildad reveló que aunque el pueblo parecía estar débil y en coma, "el corazón de Israel vive". A pesar de la somnolencia del pueblo judío en el exilio su corazón está despabilado, la nación y cada uno de sus individuos tienen ese punto perenne del despertar hacia una vida eterna en Dios.

Esta no es la habilidad de ver Divinidad, como el caso del punto interior revelado por Moisés, tampoco es la de retornar a Dios desde los abismos de la trasgresión, como en el caso del rey David.

El del Baal Shem Tov es el punto esencial del judío, que no cambia en los ascensos más sublimes ni en los descensos más abruptos: el punto en la Corona de la dimensión interior del Corazón.

Esta unidad con Dios, el atributo del conocimiento, es la raíz del poder de la sabiduría de captar la Divinidad y del entendimiento para retornar a Dios.

 

La Corona de un Buen Nombre

En un nivel más profundo, todo punto de la dimensión interior del corazón es un punto en la Corona. Moisés corresponde a la Corona de la Torá y el rey David a la Corona del Reinado; la corona del Baal Shem Tov, nombre que significa "Amo del Buen Nombre", es más excelsa que las otras dos por ser la Corona del Buen Nombre, como dicen nuestros sabios en el Pirke Avot, la Ética de Nuestros Padres.

En palabras del Baal Shem Tov, esta es la Corona de las Coronas.

Cuando nos conectamos a David, Moisés y el Baal Shem Tov en Shavuot, podemos también conectarnos a la Corona de las Coronas y volver a vivenciar un pequeño reflejo del Portal Cincuenta abriéndose en nuestras almas.

 

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

  

Búsqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
email
Álbum
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes