La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
Página
Principal
Conceptos Básicos de Cabalá Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas

 

 

Cabalá y Jasidut
Historias de Tzadikim

24 de tevet: EL REBE Y EL EMPERADOR

versión PDF

ver parte II: El Fin de la Ilustración

Hace doscientos un años, en Motzei Shabat (la noche siguiente a Shabat), del 24 de Tevet 5573, falleció Rabi Shneur Zalman de Liadi. Fue el autor del Tania y del código de la ley judía. No murió de viejo en la cama de su casa, sino durante una apresurada huida que tuvo lugar en el pico del duro invierno ruso.
¿Qué relación hay entre Rabi Shneur Zalman de Liadi y Napoleón Bonaparte? Estas dos figuras, cuyas vidas parecen tan alejadas una de la otra, vivieron en la misma época. De hecho, el choque entre ambos fue tal vez la verdadera guerra que tuvo lugar entre los bastidores de la Revolución Francesa.1
En su sed ilimitada de poder, tras la conquista de casi toda Europa, el emperador francés Napoleón Bonaparte se embarcó en una gran expedición de guerra e invadió Rusia en el verano de 5572 (1812). Cuando los invasores franceses se acercaban a la ciudad de Rabí Shneur Zalman, transportó a toda su familia en carromatos y huyó con ellos hacia las profundidades de Rusia. Este era el último recurso para evitar rendirse a la dominación francesa. Su preocupación por el destino de los judíos, junto con los peligros del peligroso viaje, truncó la vida de Rabí Shneur Zalman. Sus descendientes llegaron a decir en su nombre que estos eventos acortaron su vida en diez años.
A lo largo de la guerra, Rabi Shneur Zalman expresó una fidelidad inquebrantable a las autoridades rusas. Oró fervientemente por la salud del Zar, y más todavía, se mantuvo en contacto con los altos mandos de las fuerzas armadas de Rusia y consiguió información vital para ellos con respecto a la ubicación de las fuerzas enemigas y sus planes futuros. Los rusos, por su parte, acreditaron su participación en la victoria.2 Uno de sus mayores seguidores incluso poniéndose en peligro por espiar para los rusos dentro del comando más cercano de Napoleón! Es un hecho bien conocido que Napoleón atribuyó gran importancia a los líderes judíos, y se relata que se esforzó por encontrarse con Rabi Shneur Zalman en persona. Pero Rabi Shneur Zalman por su parte haría todo lo posible para evitar cualquier encuentro con Napoleón. Incluso se tomó la molestia de asegurarse de que ninguna de sus pertenencias personales llegara a las manos de Napoleón.
Orar por el Bienestar del Reino
Antes de explicar esta peculiar batalla en la que un lado quería conocer al otro, pero el otro lado huyó como reguero de pólvora antes de conocerlo, primero vamos a preguntarnos por qué Rabi Shneur Zalman era tan firmemente pro ruso. No es que al estar bajo los auspicios del "Oso" ruso nos dieran a probar mucho "miel", ni antes de Rabí Shneur Zalman ni después de él...
La razón simple de la elección de Rabi Shneur Zalman era la regla de oro de oro que los judíos han adoptado dondequiera que vagaban por las tierras de la diáspora: permanecer fiel al poder gobernante. Esto ya era cierto en los tiempos del profeta Jeremías, quien advirtió a los exiliados en Babilonia, "Y procurad la paz de la ciudad adonde os he desterrado y orar a Dios por eso, porque con su paz tendréis paz".3 Del mismo modo, los sabios nos enseñan "Pedid por la paz del reino".4 Esta es la razón de que se hayan instituido las oraciones por el bienestar y el éxito de los poderes gobernantes y el rey fueron en el marco del sidur (el libro de oraciones judío). También es por eso queremos que el país en que vivimos tenga éxito, a pesar de que pueda parecer espiritualmente oscuro.
Sin embargo, la decisión de Rabi Shneur Zalman de preferir al Zar sobre Napoleón tenía consideraciones más amplias. Rabí Shneur Zalman resolvió que los judíos se beneficiarían más al continuar viviendo bajo el dominio ruso en lugar del dominio francés.
La Subyugación es mejor que la Emancipación
Leamos la justificación propia de Rabí Shneur Zalman a su seguidor que espió a favor del ejército ruso:5
Si Bonaparte gana, el pueblo judío se volverá más rico y será más respetado. Pero su corazón se separará y se distanciará de su Padre en el Cielo. No obstante, si gana nuestro amo Alexander, aunque el pueblo judío se volverá más pobre y serán más humillados, sin embargo el corazón judío se conectará y se aferrará a su Padre en el Cielo.
En la balanza había dos posibilidades, una peor que la otra. Esta fue una encrucijada histórica entre el viejo mundo medieval y uno nuevo y prometedor. La Revolución Francesa anunció el fin del feudalismo y el gobierno opresivo de la teocracia cristiana, y el fin de la ignorancia y la superstición. En su lugar, se comprometió a llevar "libertad, igualdad y fraternidad" a la humanidad, y una revolución industrial que cambiaría las vidas de las personas. Las conquistas de Napoleón difundió este nuevo espíritu de emancipación para el mundo entero. Rompiendo todas las viejas convenciones y particiones trajo una estela promisoria a los judíos –que llegaría el día en que tendrían los mismos derechos, y que podrían fusionarse a un mundo moderno, sin discriminación racial. De hecho, con este objetivo en mente, Napoleón defendió los derechos de los judíos bajo su gobierno.
Supongamos que todas esas promesas se hubieran vuelto realidad. ¿Sería este nuevo mundo un lugar mejor para los judíos? Retrospectivamente, sabemos muy bien que, junto a la emancipación y la mejora de las condiciones bajo las cuales los judíos vivían en Occidente, le siguió una disminución proporcional de la observancia del judaísmo. Esto da lugar a una triste ecuación: a más igualdad de derechos para los judíos con el agregado de la educación secular, es igual a dejar de lado las tradiciones. Además, el debilitamiento de la Torá y la observancia de las mitzvot a menudo conducen a la completa asimilación, Dios no lo quiera. Este era el peligro que la emancipación tenía reservada para los judíos. Gigantes de la Torá de todo tipo identificaron este peligro, y todos estaban alertas de esto, no querían ni la miel ni el aguijón de la emancipación.
Por otro lado, "nuestro señor Alexander", el zar de Rusia, representaba el viejo mundo y la época medieval en su esplendor. Rabí Shneur Zalman no tenía falsas ilusiones: el gobierno del zar había sido y sería malo para los judíos: "el pueblo judío se volverán más pobres, y serán más humillados", pero el judaísmo florecería. Mientras que materialmente se quedarían pobres, espiritualmente sería beneficioso para los judíos. Las paredes del gueto, el odio y la alienación protegerían bien a la comunidad judía contra los vientos de la asimilación y el espíritu herético de la Ilustración no penetraría fácilmente las fortalezas judías.
Una fuente explícita de la decisión de Rabi Shneur Zalman a favor del Zar de Rusia se puede encontrar en el Midrash sobre el Pacto Entre las Partes. Abraham recibió la noticia de que su descendencia habrían de ser sometidos a un largo y cruel exilio: "Y los esclavizarán y torturarán durante cuatrocientos años”.6 Sobre este versículo, los sabios afirman que el Todopoderoso le dijo a Abraham que debía elegir cómo iban a ser castigados sus descendientes si no seguían la Torá. Las dos opciones eran o el Infierno o siendo oprimidos por los no judíos, "Abraham se sentó y reflexionó ese día entero ¿qué debo elegir, el Infierno o los no judíos?" Para Abraham, el alma arquetípica del amor, la elección fue algo muy difícil. Pero al final decidió que era preferible la opresión. Esta era la única manera de proteger el carácter especial del pueblo judío, y la única manera de preservar su existencia eterna.
No obstante, la cuestión de al lado de quién ponerse era una gran controversia entre los maestros jasídicos de la época. En contraposición a Rabi Shneur Zalman, hubo quienes dijeron sería mejor que los franceses ganen la guerra. Esperaban que esta fuera la guerra de Gog y Magog que trastornaría el mundo y traería la redención (aunque esto implicaría un gran sufrimiento). Este era el punto de vista sostenido por el Maguid de Kaznitz y Rabí Menajem Mendel de Riminov. Aunque algunas personas de mente estrecha podrían preguntar "¿quién les preguntó?" Sabemos que la Providencia de Dios toma en cuenta las opiniones de los tzadikim.
Por lo tanto, había una competencia definitiva entre Rabí Shneur Zalman y Rabi Menajem Mendel de Riminov y sus colegas, en relación a cuál opinión sería aceptada en el Cielo, y las oraciones de quién serían los más eficaces. Según la tradición de Lubavitch, la batalla espiritual que determinó el resultado fue en Rosh Hashaná 5573, ya que en Rosh Hashaná se produce el veredicto en el Cielo para todo el año. En ese día, Rabi Shneur Zalman se apresuró a tocar el shofar (cuerno de carnero) en las primeras horas de la mañana, con la intención de dar a entender la caída de Napoleón (precediendo a los otros tzadikim que se demoraron en los preparativos espirituales antes de tocar el shofar). Entonces los tzadikim sintieron que el decreto había sido decidido en el tribunal celestial era que Napoleón caería.7
Quien puede ver más lejos, se darán cuenta de que Rabi Shneur Zalman de Liadi no era un fugitivo solitario en el campo de batalla. No sólo ayudó a los rusos en el plano táctico, él y sus colegas literalmente encabezaron la batalla y determinaron los procesos estratégicos más importantes.


1 Fuentes principales  y recomendadas: el libro Beit Harabi; Igrot Kodesh (el Alter Rebe, el Mitler Rebe y la Tzemaj Tzedek) p. 150; 237-247; Reshimot IV p. 24; artículo de M. Zigelbaum en la revista Beit Mashíaj, Av. 28 de 5752; Itzjak Alfasi, Bisdé HaJasidut p. 249-260.

2 Una carta enviada por la esposa de Rabi Shneur Zalman, después de la muerte de su estimado esposo ha sido recientemente publicada (revista Segulá, Av edición 5770) en la que menciona este hecho, "los oficiales militares lo usaron [a Rabi Shneur Zalman] para localizar los campamentos de las fuerzas enemigas y como resultado de sus éxitos en este campo, mereció una medalla de la secretaría militar".

3 Jeremías 29:7.

4 Avot 3:2.

5 Véase diferentes versiones en Igrot Kodesh (Rabí Shneur Zalman), señaladas en la nota 1.

6 Génesis 15:13.

7 A pesar de la opinión aceptada es que el Maguid de Kaznitz era pro Napoleón, al parecer cambió de opinión hacia el final de la guerra. Una tradición afirma que durante la lectura de la Torá de Parashat Itró, interpretó las palabras: "Usted seguramente se marchitará" (נָבֹל תִּבֹּל , navol tibol) con un sonido similar a "Napoleón caerá" (נַפּוֹלִיאוֹן תִּיפּוֹל , Napoleón tipol). Otra tradición sostiene que él dijo esto en Purim con referencia a las palabras de la Meguilat Ester "Usted seguramente caerá" (נָפוֹל תִּפּוֹל , nafol tipol). Ambas ocasiones fueron después de la desaparición de Rabí Shneur Zalman.

mag1.gif (1839 bytes)
La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

  

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí: Instrucciones para corregir las fuentes